La tasa de derretimiento de los glaciares se ha duplicado en diez años

Científicos del Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS) dijeron esta semana que los glaciares de Chile se están derritiendo al doble de la velocidad observada hace apenas diez años. Los científicos, que recientemente participaron en un foro internacional sobre glaciares especialmente convocado, también advirtieron que esta tendencia podría tener ramificaciones devastadoras debido a los actuales planes de construcción de represas hidroeléctricas alrededor de Chile.

Los científicos expusieron sus argumentos después de participar en excursiones en helicóptero sobre zonas de alta concentración de glaciares. Esta iniciativa, que se llevó a cabo con la ayuda del ejército de Chile, se denominó "Proyecto Hielo". Los observadores especulan que esos viajes indican un aumento de la preocupación por el estado de los glaciares y el abastecimiento de agua del país. Las conclusiones de los científicos son nada menos que alarmantes. En las últimas décadas, las autoridades chilenas han estudiado 120 glaciares en todo el país y ahora más de la mitad de ellos muestran signos de retroceso. Los glaciares en las partes norteñas de la Patagonia están desapareciendo a un ritmo de uno a cuatro metros por año. Incluso el emblemático destino turístico Volcán Villarica ha perdido aproximadamente el 13% de su capa de hielo desde 1976. "Los glaciares se están derritiendo debido al cambio climático. El hielo ha llegado a un punto en el que se está descongelando", explicó el científico del CECS Gino Cassasa. Andrés Rivera, otro funcionario de la CECS, se hizo eco de los comentarios de Cassasa. "Los glaciares alrededor de la cuenca del Aconcagua se han reducido hasta en un veinte por ciento. Mientras tanto, en los campos de hielo del extremo sur de la Patagonia, que contienen la mayor concentración de glaciares de Chile, se han perdido unos 500 kilómetros cuadrados. Esa cifra representa casi el cuatro por ciento de la superficie total", dijo Rivera. "Chile tiene actualmente el 2,7 por ciento de los glaciares del mundo. Sin embargo, el derretimiento de sus glaciares es responsable del 7,7 por ciento del aumento del nivel de los océanos del mundo". Esta tendencia también tiene ramificaciones ominosas para la situación energética de Chile. Ricardo Villalba, director del Instituto Argentino de Glaciología y Ciencias Ambientales, cree que eventualmente habrá conflictos sobre el control y el uso final de las menguantes reservas de agua del país. Cita la dependencia de Chile del agua de los glaciares para la generación de energía como la principal fuente de conflicto. "Algunos de los ríos más importantes de Chile, como el Choapa, el Aconcagua y el Maipo, también están disminuyendo. Ha habido menos precipitaciones y sus caudales han disminuido. Sin embargo, al mismo tiempo, hay una mayor actividad económica en torno a estos ríos y, en consecuencia, una mayor demanda de agua", dijo. Aún así, estas advertencias parecen estar cayendo en oídos sordos. La Comisión Nacional del Medio Ambiente de Chile (CONAMA) reveló esta semana que, durante los primeros ocho meses de 2007, ha recibido 10 nuevas propuestas de malditas hidroeléctricas en la X Región. Las propuestas tienen un costo de hasta 180 millones de dólares y generarían entre 1.850 vatios (w) y 155 megavatios (mw) de energía. La lista de empresas interesadas en construir las represas incluye a Hidroaustral, Pilmaiquén y el gigante energético Colbún. Mientras tanto, las empresas energéticas Endesa y Colbún - copropietarias del proyecto HidroAysén - revelaron recientemente una nueva versión de su proyectado complejo hidroeléctrico, que se construirá en la XI Región. El plan original de HidroAysén para su llamado Proyecto Aysén proyectaba dos enormes represas hidroeléctricas en cada uno de los dos ríos más grandes de la XI Región: el Baker y el Pascua. En conjunto, se esperaba que las represas produjeran aproximadamente 2.400 MW de electricidad, aproximadamente el 30% de la electricidad disponible actualmente en la zona central de Chile. Aun así, la empresa anunció en agosto planes para reducir la zona de inundación proyectada en un 36,5 por ciento e incluir una quinta presa. La compañía ahora anticipa una generación de energía total de 2.750 MW (ST, 13 de agosto). La noticia sobre la situación de los glaciares en Chile se produce como seguimiento de un seminario titulado "Desafíos del calentamiento global en Chile", que se celebró la semana pasada en Valdivia. Durante esa conferencia, científicos chilenos y extranjeros confirmaron que los glaciares de todo el mundo están actualmente en retroceso. Además, los científicos confirmaron que el calentamiento global era responsable del retroceso de los glaciares. "Lo que el análisis muestra es que ha habido un aumento significativo de la temperatura en los últimos treinta años", dijo el doctor Ricardo Villalba, jefe del Instituto Argentino de Glaciología y Ciencias Ambientales. La reunión fue organizada por el CECS, la ciudad de Valdivia y la Comisión Bicentenario en la sureña Valdivia de Chile. Asistieron al foro científicos de Dinamarca, Suiza, el Canadá, Bolivia y la Argentina.