Se prohíbe la publicidad del tabaco en la Ciudad de Buenos Aires

La publicidad pública del tabaco en la Ciudad de Buenos Aires está prohibida desde el primer día de 2007, en virtud de la ley municipal 1799 aprobada a finales de 2005, en medio de una campaña para frenar las enfermedades relacionadas con el tabaquismo en Argentina que, según el gobierno nacional, matan a 40.000 personas al año.

La ciudad prohibió en octubre pasado fumar en cafés y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados después de haber prohibido fumar en locales estatales en 2005. Otras ciudades como Tucumán, Santa Fe y Córdoba han aplicado una legislación similar. La prohibición de la Ciudad de Buenos Aires significa un duro golpe para la publicidad pública, ya que las empresas tabacaleras, según se informa, se encuentran entre los 10 principales anunciantes. El Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, envió el año pasado al Congreso un proyecto de ley federal antitabaco que fue aprobado por seis comisiones del Senado, pero el Senado finalmente decidió posponer el debate para este año. Se citó a Jorge Capitanich, senador peronista por el Chaco, quien dijo que su colega peronista Guillermo Jenefes, senador de la provincia productora de tabaco de Jujuy, fue uno de los legisladores que impulsaron la postergación del debate. Añadió que el mismo Jenefes es un productor de tabaco. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Argentina encabeza el ranking de fumadores de América Latina. La OMS dijo que el 40,4 por ciento de los adultos argentinos fuman. En Venezuela esa proporción es aún mayor, 40,5 por ciento, pero los argentinos fuman un promedio de 1.500 cigarrillos al año, mientras que los venezolanos fuman 1.080 al año. Además, en Argentina, casi un tercio de los jóvenes fuman.